Chistes de vascos

Nombres vascos

– ¡Alto! Se ha saltado un semáforo en rojo. Tengo que ponerle una multa. Dígame su nombre.
– Josetxu Aristeguicorteneindiaguirre de Urrutxomengasalaberría y Mendiagorrialbizu de Gurruchagagoitiaga.
– Bueno, rojo…. lo que se dice rojo.. no era: era ámbar intenso, más bien. Siga, por favor…

Frontón vasco

Oye, Patxi, ¿en el Cielo habrá frontón?
– Pues yo creo que sí, Iñaki, porque allí todo es perfecto.
– Oye, pues el primero que se muera que se lo diga al otro.
Al cabo de unos años, Patxi se muere y al día siguiente, Iñaki oye una voz de ultratumba:
– Iñaaaaaki, Iñaaaaaki, soy Patxi…
– ¿Qué quieres?
– Que te tengo que dar dos noticias, una buena y otra mala. La buena es que en el Cielo hay un frontón que te pasas.
– ¿Y la noticia mala?
– Que juegas mañana a las 11:00h.

Avión vasco Bilbo Air lines

Un avión de las ‘Bilbo Air Lines’, única aerolínea con pilotos sólo de Bilbao se acerca al Aeropuerto de Barajas y notifica por radio…
Bilbo Airlines: ¡Atención! Aquí vuelo 013, con dos cojones…oyes. Solicitamos pista para aterrizaje, oyes… y cagando hostias, que vamos justos, oyes…
Torre de control-¡Vuelo 013, recibido!. Utilicen la pista número 7, pero no agoten hasta el final, ya que en esa parte de la pista esta en obras.
Bilbo Airlines: ¡¡Ahivalahostia!! No te preocupes chaval, somos de Bilbo y somos perfectamente capaces de aterrizar con la mitad de la pista, si hace falta, ¿O qué te has creído?, ¡¡¡mandagüevos estos de Madrid…..!!
En eso que el avión comienza la maniobra de aterizaje y se dan cuenta de que la pista es muchísimo más corta de lo que se habían imaginado. Desesperados los pilotos echan mano de todos sus recursos, flaps extendidos a tope, aerofrenos, inversión de reactores…
Se termina la pista y empiezan a pincharse las ruedas… se hace polvo el tren de aterrizaje y el avión arrastra su fuselaje por la tierra… Pese a todo el aparato se para a unos milímetros del fin de pista (para eso son de Bilbo y del Athletic).
El Comandante del avión (Txomin Iruretalizaga), comenta al copiloto, secándose el sudor…:
– ¡Serán cabrones, Patxi ! Joder…, ¡¡sí que era corta la pista!!…. y sin embargo… ¡mira lo ancha que es.
Y el copiloto mira a la derecha, mira a la izquierda y dice:
 ¡¡Joder, Txomin…, ahivalahostia!!… ¡¡Que has aterrizado a lo
anchooo…!!

Subiendo cuestas

Dos niños, uno de ellos vasco, están subiendo en bicicleta una cuesta bastante empinada. El vasco está sudando, pero el otro está absolutamente machacado, con la lengua fuera y con claras señales de estar teniendo calambres. Cuando han llegado a lo alto, el destrozado le dice al vasco, entre jadeo y jadeo:
– Oye, ¿vaya cuesta, no?.
El vasco contesta:
– Ya te digo, estaría todavía en el fondo de no haberla subido con los frenos puestos.

Motosierra eléctrica

– Un vasco entra en una tienda con una motosierra eléctrica:
– Oiga, usted me dijo que esta motosierra que he comprado cortaba cien árboles a la hora. La he probado, y como mucho corta cincuenta.
– Pues no se preocupe que ahora la probamos…
Arranca la motosierra el dependiente, y al oírla dice Patxi:
– Aibalaostia tú, ¿y ese ruido?