Chistes de borrachos

Borracho con pistola

Entra un borracho muy enfadado a un bar con una pistola:
– Tengo 20 balas en el cargador y 1 en la recámara. Solo quiero saber quien se ha acostado con mi mujer.
Y salta uno desde atrás y dice:
– Te van a faltar balas.

El volante

Esto es un borracho que sube a su coche y exclama con cara de espanto:
– ¡El volante, me han robado el volante!
Y su mujer, sin inmutarse, le responde:
– ¿Y por qué no pruebas a buscarlo en el asiento delantero?

Borracho a las doce de la noche

Esto es un borracho que se encuentra con un amigo por la calle y le dice:
– Oye, ¿sabes qué? Ayer llegué a casa borracho a las doce de la noche y mi mujer me dio un cacerolazo por cada campanada.
– ¿Y has aprendido la lección?
– Sí, ¡a partir de ahora llegaré a la una, que duele menos!

Borracho y el cajero

Esto es un borracho que está junto a un cajero automático, cuando llega una persona, mete la tarjeta y saca 100 euros. Al cabo de dos minutos llega otra, mete su tarjeta y saca 80 euros. A los cinco minutos llega una tercera y le dice el borracho:
– Yo que tu ni lo intentaba, ¡que acaba de dar dos premios seguidos!.

Menuda borrachera!

Esto es un borracho que va tambaleándose por la calle cuando se encuentra con un amigo, que le dice:
– ¡Menuda borrachera llevas, Julián!.
A lo que el borracho responde:
– De menuda nada, llevo una borrachera enorme.

Camino a casa

Un borrachito regresaba a su casa después de pasar una noche a pura fiesta, y se topa con un policía en el camino, y le pregunta:
– Disculpe que lo moleste, pero me puede decir, ¿cuántos golpes tengo en la frente?
El policía responde:
– Tienes tres golpes.
Y el borrachito dice:
– Entonces, me faltan dos postes para llegar a mi casa.

La farola y el borracho

Estaba un borracho pegando a una farola cuando viene otro borracho y le dice:
– ¿Qué haces?.
– Llamando a la puerta de casa para que me abra mi mujer.
Y dice el otro:
– Pues sigue intentando que arriba se ve que hay luz.